Desde hace poco, una parte de a muralla Trujillana está abierta al publico. Desde las 10.30 hasta las 18.00 horas (los encargados del cementerio, cierran también esta verja), se pude hacer una caminada corta por encima de la muralla de la ciudad, con vistas sorprendentes, igual hacia fuera y hacia dentro de la villa.

Por cierto, para los aficionados: el cementerio de Trujillo merece una visita.